O Rei español pide unidade dende Galiza

O monarca realizou en Santiago a Ofrenda ao Apóstolo, na que apelou á solidariedade entre territorios e de Europa para superar a crise provocada pola pandemia. O Día de Galiza máis atípico celebrouse coa praza do Obradoiro baleira mentres os soberanistas reunían a miles de galegos para reclamar a República Galega

0

O rei española pelou onte á “a unidade e a solidariedade” entre os cidadáns e os territorios de España para afrontar a “encrucillada” que atravesa o Estados polas consecuencias económicas e sociais que xerou a pandemia do coronavirus. Ademais, recoñeceu ao compromiso de Galiza con “o autogoberno e a España plural”, así como “o pleno desenvolvemento da democracia a pesar das dificultades” dos últimos meses por mor da pandemia.

Felipe VI, xunto á raíña Letizia, presidiu a ofrenda ao Apóstolo, o acto central do Día de Galiza, que volveu celebrarse na igrexa de San Martiño Pinario debido ás obras de rehabilitación na catedral. Na segunda ocasión na que don Felipe encabeza a invocación ao patrón de España dende que é rei, tras a súa estrea en 2014, agradeceu a “hospitalidade” dunha terra que é “corazón de España e de Europa”.

O monarca dirixiu estas palabras en presenza do presidente en funcións da Xunta de Galiza, Alberto Núñez Feijóo. Os reis estiveron acompañados pola vicepresidenta terceira e ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Na súa invocación ao Apóstolo, o rei destacou que o culto compostelán convoca “a Galiza enteira, esténdese por España e supera despois fronteiras para chamar a homes e mulleres de toda orixe e condición”. “As badaladas desta catedral ecoan en todo o mundo facendo un chamamento que é atendido por persoas que albiscan en Compostela unha promesa de fraternidade”, sinalou.

Apóstolo da unidade

Santiago é “o apóstolo da unidade”, salientou o xefe do Estado, e quen “estreita nun abrazo a todo o que sente a chamada de valores inherentes ao ser humano”. O rei lembrou que a ofrenda ao apóstolo Santiago é un costume que instaurou Felipe IV en 1643 que “non perdeu vixencia catro séculos despois”.

Juan Carlos I mantivo esta tradición durante o seu reinado sempre que se celebrou o ano xubilar, a última ocasión en 2010. Felipe VI dixo ter “a mirada posta” na celebración de Xacobeo en 2021, polo que se segue os pasos do seu pai e dos antecesores no trono, regresará o próximo ano á capital compostelá.

Na súa homilía, o arcebispo de Santiago, Julián Barrio, imploró para que os gobernantes saiban atopar, “en diálogo respectuoso coa verdade”, solucións aos problemas que preocupan á sociedade.

Obradoiro baleiro ao paso dos monarcas

Os reis pecharon a súa visita a Santiago no Pazo de Raxoi, sede do Concello compostelán, despois de pasear por algunhas rúas do centro histórico e atravesar a Praza do Obradoiro, que deixou unha imaxe insólita ao estar baleira tras prohibirse o acceso ao público.

Tras a misa solemne na igrexa de San Martiño Pinario na que Felipe VI, xunto á raíña Letizia, presidiu a tradicional ofrenda ao Apóstolo, dirixíronse ao Pazo de Raxoi. Fixérono acompañados polo presidente da Xunta de Galiza en funcións, Alberto Núñez Feijóo, a vicepresidenta terceira e ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, e o alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, entre outros.

Á cerimonia, tamén asistiron o presidente do Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas e o do Parlamento galego, Miguel Santalices, entre outras autoridades.

No seu percorrido, os reis fixeron unha primeira parada na praza da Inmaculada, #ante a entrada principal do mosteiro de San Martiño Pinario, tamén engalanada con alfombras floreadas con imaxes alusivas ao Apóstolo e ao Día de Galiza.

Multitudinaria manifestación do BNG

Mentres os reis dirixíanse á recepción, na próxima Praza dá Quintana tivo lugar o tradicional acto co que o BNG celebra o Día dá Patria, no que miles de persoas luciron e reclamaron con pancartas reclamando a república galega.

Imaxe do acto central do BNG no día da Patria Galega
Imaxe do acto central do BNG no día da Patria Galega

El rey española apeló ayer a la “la unidad y la solidaridad” entre los ciudadanos y los territorios de España para afrontar la “encrucijada” que atraviesa el Estados por las consecuencias económicas y sociales que generó la pandemia del coronavirus. Además, reconoció al compromiso de Galicia con “el autogobierno y la España plural”, así como “el pleno desarrollo de la democracia a pesar de las dificultades” de los últimos meses por mor de la pandemia.
Felipe VI, junto a la reina Letizia, presidió la ofrenda al Apóstol, el acto central del Día de Galicia, que se volvió a celebrar en la iglesia de San Martiño Pinario debido a las obras de rehabilitación en la catedral. En la segunda ocasión en la que don Felipe encabeza la invocación al patrón de España desde que es rey, tras su estreno en 2014, agradeció la “hospitalidad” de una tierra que es “corazón de España y de Europa”.
El monarca dirigió estas palabras en presencia del presidente en funciones de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Los reyes estuvieron acompañados por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
En su invocación al Apóstol, el rey destacó que el culto compostelano convoca “a Galicia entera, se extiende por España y supera después fronteras para llamar a hombres y mujeres de toda origen y condición”. “Las campanadas de esta catedral @ecoar en todo el mundo haciendo un llamamiento que es atendido por personas que vislumbran en Compostela una promesa de fraternidad”, señaló.
Apóstol de la unidad
Santiago es “el apóstol de la unidad”, destacó el jefe del Estado, y quien “estrecha en un abrazo a todo lo que siente la llamada de valores inherentes al ser humano”. El rey recordó que la ofrenda al apóstol Santiago es una costumbre que instauró Felipe IV en 1643 que “no perdió vigencia cuatro siglos después”.
Juan Carlos I mantuvo esta tradición durante su reinado siempre que se celebró el año jubilar, la última ocasión en 2010. Felipe VI dijo tener “la mirada puesta” en la celebración de Xacobeo en 2021, por lo que se sigue los pasos de su padre y de los antecesores en el trono, regresará el próximo año a la capital compostelana.
En su homilía, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, imploró para que los gobernantes sepan encontrar, “en diálogo respetuoso con la verdad”, soluciones a los problemas que preocupan a la sociedad.
Obradoiro vacío al paso de los monarcas
Los reyes cerraron su visita a Santiago en el Pazo de Raxoi, sede del Ayuntamiento compostelano, después de pasear por algunas calles del casco histórico y atravesar a Praza do Obradoiro, que dejó una imagen insólita al estar vacía tras prohibirse el acceso al público.
Tras la misa solemne en la iglesia de San Martiño Pinario en la que Felipe VI, junto a la reina Letizia, presidió la tradicional ofrenda al Apóstol, se dirigieron al Pazo de Raxoi. Lo hicieron acompañados por el presidente de la Xunta de Galicia en funciones, Alberto Núñez Feijóo, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, entre otros.
A la ceremonia, también asistieron el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas y lo del Parlamento gallego, Miguel Santalices, entre otras autoridades.
En su recorrido, los reyes hicieron una primera parada en la plaza de la Inmaculada, #ante la entrada principal del monasterio de San Martiño Pinario, también engalanada con alfombras floreadas con imágenes alusivas al Apóstol y al Día de Galicia.
Multitudinaria manifestación del BNG
Mientras los reyes se dirigían a la recepción, en la próxima Plaza da Quintana tuvo lugar el tradicional acto con el que el BNG celebra el Día da Patria, en el que miles de personas lucieron y reclamaron con pancartas reclamando la república gallega.
Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks