CORONAVIRUS: Un informe de hace una semana avisa al gobierno español de una mortalidad catastrófica si no se endurecen las medidas

Pasan los días y las semanas y el gobierno español no piensa endurecer las medidas de confinamiento para evitar la propagación exponencial del COVID-19. Y eso a pesar de tener en sus manos, desde el viernes 20 de marzo que alerta de las graves consecuencias de mantener las medidas actuales y no ir más allá. Es un informe elaborado por una decena de investigadores de prestigio que indica que, si no se endurecen las medidas, en España puede llega a haber doscientos mil muertos por causa del COVID-19 y un colapso del sistema sanitario que dure tres meses .

Investigadores

El informe ha sido elaborado por investigadores de diversas disciplinas, todas vinculadas a la prevención y la lucha contra la epidemia, y solicitado el jueves 19 de marzo directamente por Fernando Simón , director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias sanitarias del gobierno español. El ministerio, pues, dispone de hace casi una semana de las previsiones de este modelo, pero hasta ahora el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha tomado ninguna decisión que vaya en la línea de lo que piden los expertos. Al contrario, para que el presidente español compareció el sábado sin anunciar ninguna nueva medida y esta semana el congreso español ha aprobado alargar el estado de alarma sin que se haya incluido ninguna nueva medida que ayude a fortalecer el confinamiento.

Los autores del reporte forman parte del centenar de académicos que suscribió la carta dirigida al gobierno español para que tomara medidas inmediatas de confinamiento total; es decir, para que endureciera las restricciones, tales como el aislamiento de los territorios más afectados por la propagación del coronavirus 2.019 y adoptara las medidas adecuadas para detener la movilidad laboral no relacionada con los servicios esenciales. El estudio de estos expertos enviado al gobierno español ofrece un modelo que prevé el impacto en muertes y la incidencia en la saturación del sistema sanitario si se mantienen las medidas de contención actuales. También hace pronósticos mucho menos pesimistas en el caso de que hubiera un endurecimiento de estas medidas: se reduciría notablemente el impacto de la epidemia tanto en el sistema sanitario y la capacidad de las UCI como en la cantidad de muertes que podría haber .

Así pues, este modelo prevé tres situaciones , teniendo en cuenta una tasa de letalidad de la Covidien-19 del 2% y de un 46% de los casos críticos. La primera situación descrita sería el equivalente a la actual, con una movilidad restringida pero manteniendo la movilidad laboral; esto llevaría a una saturación del sistema sanitario a finales de esta semana que se alargaría durante ochenta días, con una previsión aproximada de doscientos mil muertos causados por la Covidien-19. Además -añade el informe-, habría que considerar las muertes por desatención de pacientes de Covidien-19 no críticos y de pacientes en estado crítico para otras enfermedades, como los infartos o los ictus, además de todos los casos que necesitarían una asistencia urgente y que no la podrían tener para la situación de colapso.

La segunda situación dibuja una línea de la epidemia que evitaría la saturación de los hospitales. Por ello, según estos investigadores, habría sido necesario que el 20 de marzo (la fecha que el gobierno español recibió este informe) se hubieran aplicado las medidas de restricción de movilidad en todo el ámbito laboral salvo en los servicios esenciales. En este caso, según el modelo mencionado, el pronóstico de víctimas mortales llegaría a 8.000 en todo el estado español.

Según la tercera posibilidad, si las medidas de confinamiento total se tomaran una semana más tarde del envío del informe, es decir, este viernes, 27 de marzo, no se podría evitar el colapso del sistema sanitario, que duraría aproximadamente un mes, pero no tres. Y implicaría la muerte directa por causa de la COVID-19 de más de 20.000 pacientes en todo el estado español.

El gobierno español tenía este informe desde el viernes según vilaweb.cat. Con todo, el ejecutivo de Pedro Sánchez no ha aplicado ninguna medida más restrictiva de confinamiento, tal como hace días que le exigen al presidente Quim Torra y algunos otros presidentes autonómicos. Dos días después de la petición de Simón del informe a este grupo de expertos, se hacía pública la carta de los setenta científicos de todo el estado español pidiendo medidas más drásticas para evitar una situación aún más desastrosa; sábado por la noche comparecía el presidente español, Pedro Sánchez, durante una hora en un mensaje televisado en directo sin anunciar otra medida. Y al día siguiente, domingo, en la reunión telemática con los presidentes autonómicos, sintió más de una vez que le exigían de endurecer las restricciones de movilidad. Aún más: esta semana el consejo de ministros, primero, y el congreso español después han aprobado alargar el estado de alarma hasta el 11 de abril. Pero este trámite tampoco ha sido aprovechado por el gobierno español ni por los partidos que lo apoyan para hacer caso de este estudio ni de todas estas peticiones para endurecer las medidas de confinamiento.

El gobierno Sánchez trabaja con otros modelos de previsión de la evolución de la epidemia, pero hasta ahora no les ha hechos nunca públicos ni los ha detallados. El propósito de Simón y su equipo era disponer de otro modelo para poder contrastar los datos de que disponían.

 

Comments (No)

Leave a Reply