El Parlament catalán rechaza devolver a niños inmigrantes no acompañados que cometan delitos

0

El pleno del Parlament ha rechazado este jueves pedir al Govern la devolución a sus países de origen de menores migrados sin referentes familiares que cometan delitos con 92 votos en contra (ERC, JxCat, Comuns, Psc y la CUP), cuatro a favor (PP) y 36 abstenciones (Cs), y ha condenado los ataques recientes a centros de menores extranjeros en Catalunya.

La cámara ha tumbado el punto de una moción popular que pedía “ante la comisión de actos delictivos por parte de menores, llevar a cabo las gestiones necesarias con el Gobierno de acuerdo con los convenios internacionales suscritos, para conseguir el retorno a sus entornos familiares”.

No obstante, el conjunto del pleno ha aprobado una moción que insta al Govern a evitar las concentraciones numerosas de jóvenes y adolescentes migrados en un mismo centro de acogida y pide presentar ante el Parlament un informe trimestral sobre la situación de estos jóvenes.

El diputado del PP Santi Rodríguez ha advertido de la “creación de forma precipitada” de centros de acogida para abordar la situación, y ha acusado al Govern de llevar a cabo una gestión poco transparente.

“No podemos ignorar que una minoría, una minoría hay que dejarlo claro, comete delitos. Un 18% según Mossos, pero lo hacen con una reincidencia importante y elevada que no hace ningún favor al colectivo”, ha dicho Rodríguez, que ha pedido adoptar medidas.

También ha pedido potenciar el retorno voluntario: “Sabemos que no se pueden devolver a sus países de origen porque son menores, pero sí se pueden usar convenios de España para que puedan estar con quien deben estar que es con sus familias”.

“Vemos las posibilidades de mejorar y acentuar la cooperación con los países de origen para facilitar aquello que es mejor para los menores, que estén con sus familias y no opten por la alternativa de la emigración y adoptar un viajen que genera muchas incertidumbres”, ha observado.

Reacciones de los grupos

Desde el PSC-Units, Raúl Moreno ha defendido facilitar el retorno a los jóvenes que quieran volver a su país de origen de forma voluntaria, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos necesarios, y ha advertido: “Cuando se quiere retornar un menor por haber cometido delito, se están violando derechos y tratados internacionales”.

La diputada de los comuns Marta Ribas ha acusado al Govern de falta de previsión sobre la llegada de menores migrantes no acompañados, algo que ha destacado que “no era imprevisible”, y ha abogado por la mediación y evitar la demagogia en esta cuestión.

La diputada Najat Driouech Ben Moussa (ERC) ha condenado los ataques a centros de menores extranjeros, y ha recalcado la necesidad de modificar la Ley de extranjería para propiciar herramientas de emancipación a estos jóvenes con contratos de trabajo como los que pueden tener los jóvenes autóctonos.

Cambio de la ley de extranjería

“El permiso de residencia debe ir ligado al de trabajo”, ha defendido en la misma línea la diputada Saloua Laouaji (JxCat), que también ha incidido en la necesidad de reformar la Ley de extranjería.

Noemí de la Calle (Cs) ha urgido una estrategia europea común en relación a esta materia, y ha opinado que “un menor estaría mejor con su familia de origen que esnifando cola y durmiendo al raso”, siempre que se puedan garantizar su seguridad, a la vez que ha condenado acciones de violencia a centros de menores.

Natàlia Sànchez (CUP) ha subrayado que los ‘menas’ son “personas que se encuentran en una situación muy vulnerable”, y ha pedido luz a la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat que arroje luz sobre proyectos que pueden ser ambiguos y puedan prever deportaciones forzadas.

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks