Coronavirus: La zona euro se encamina hacia el peor colapso económico de los últimos treinta años

0

Los primeros indicadores adelantados de la economía apuntan hacia un colapso de la actividad económica en todo el mundo superior a la Gran Recesión de 2008. El índice adelantado PMI (Purchasing Managers ‘Index, o índice de gestores de compras, en inglés), considerado una buena herramienta para medir hacia dónde se mueve la economía europea, se ha situado en su nivel más bajo desde que se empezó a calcular en julio de 1998.

Concretamente, el índice de marzo indica que la actividad económica en los Estados de la zona euro se redujo un 31,9%. Además, sitúa en un 46% la reducción de la actividad comercial -récord en la historia del índice- y en un 18,9% la de la producción de la industria manufacturera, la caída más fuerte desde 2009. Todo ello anticipa una contracción del 2% del PIB de la eurozona en el primer trimestre en comparación con los últimos tres meses del 2019, según la empresa que elabora el índice.

El índice PMI, publicado por la consultora británica de comunicación económica IHS Markit, se calcula a través de una encuesta a unas 5.000 empresas de los principales países de la zona euro, entre los que también se encuentra España. El índice general mujer datos sobre la evolución de la actividad en los sectores industrial y de servicios, así como sobre el empleo, los pedidos y los precios pagados y cobrados por las empresas.

“La actividad empresarial en toda la zona euro se desplomó en marzo con una intensidad que ha superado con creces la caída observada en el peor momento de la crisis financiera mundial” de 2008, señaló el economista jefe de IHS Markit , Chris Williamson. De hecho, el descenso de la actividad ha tenido consecuencias directas sobre el empleo, que en el sector servicios se recortó al ritmo más alto desde 2009 y en la industria desde 2012, según IHS Markit. Un hecho que la consultora también atribuye a un destacado incremento del pesimismo entre los empresarios y directivos sobre las perspectivas de sus compañías y sus sectores en los próximos doce meses.

La caída de la actividad también ha afectado los pedidos recibidos por las empresas y en los precios, que han caído tanto en el sector servicios como en el manufacturero. Además, las empresas europeas registraron un incremento de demoras en la entrega de pedidos superior a cualquier otro desde el comienzo de siglo.

Más allá de la zona euro, también se ha conocido el PMI del Reino Unido, y las cifras también avanzan una fuerte recesión. En el caso británico, la actividad económica se desplomó un 30% antes de que se implementaran las políticas de confinamiento que ahora ya se aplican en el país, por lo que el parón económico será aún mayor en las próximas semanas. En un comunicado, el economista jefe de IHS Markit indicó que el golpe recibido por la economía británica ya es “mayor que el que recibió en el momento más alto de la crisis financiera” del 2008.

Otros países como Japón, China y Australia también han experimentado importantes caídas del PMI.

Presión para los ministros de Economía

La publicación de estos datos llega horas antes de una nueva reunión por videoconferencia, este martes por la noche, del Eurogrupo, el conjunto de ministros de Economía de los países que comparten el euro. Se espera que los responsables económicos de los 19 gobiernos traten tanto la creación de los llamados eurobonos como la posible utilización del fondo de rescate europeo como herramienta para aumentar el gasto público.

Aunque las posiciones de los diferentes países son alejadas, la caída de la actividad descrita por el PMI debería poner presión a los ministros para aprobar medidas adicionales de ayuda a la economía. Hasta ahora han sido los estados individualmente los que han sacado adelante estímulos fiscales para mitigar los efectos del coronavirus sobre sus respectivas economías, aunque la Comisión Europea ya ha suspendido la aplicación de los objetivos de déficit para 2020, lo que permitirá a priori  a los ejecutivos estatales endeudarse tanto como sea necesario para aumentar el gasto público.

El banco estadounidense Goldman Sachs ha empeorado sus previsiones de la economía española de cara al 2020, y considera que se hundirá un 9,7% y que el déficit llegará hasta alrededor del 10%, como consecuencia del continuo avance en Europa del  Covid-19.
En un informe que ha publicado hoy, la entidad ha continuado haciendo revisiones a la baja del crecimiento del producto interior bruto de España. Antes de que surgiera el brote vírico, Goldman Sachs esperaba que la economía española creciera un 1,8% en 2020.

En cuanto a otros países, el banco de inversiones espera un descenso del 11,6% del PIB de Italia, el país más afectado por la epidemia en Europa. En Alemania vaticina una reducción del 8,9%; en Francia, un 7,4%, y el conjunto de la zona euro, un 9%. La caída en el Reino Unido será del 7,5%, según las estimaciones del banco.

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks