Kiko Veneno: «Donde antes vendían heroína, ahora ponen las casas de apuestas»

0

Kiko Veneno lleva 40 años dedicados a la música y continúa incombustible sacando discos en el mercado. El último, de comienzos de año, Sombrero roto. Pero el cantante, además de cuerda para rato encima del escenario, tiene también una opinión política y social que no puede dejar de lado cuando le tiran un poco de la lengua.

En una entrevista publicada este martes en el diario El Mundo, el artista de Figueres ha cargado fuertemente contra las casas de apuestas, comparándolas con la heroína.

Las casas de apuestas, una lacra de nuestro tiempo, puede verse dando solo un paseo por los barrios obreros de Madrid, donde tropezarás con al menos tres salas de juego en menos de un kilómetro.Madrid se ha convertido en un hervidero de locales donde apostar. En el tramo de la calle Bravo Murillo que conecta la rotonda de Cuatro Caminos con Plaza Castilla hay hasta 14 negocios de este tipo, cifra que se repite en otra gran avenida como es la calle Marcelo Usera. Pero el crecimiento de esta enfermedad es extrapolable a todas las ciudades del territorio español, grandes y pequeñas.

La oferta de los salones incluye suculentos desayunos y almuerzos gratuitos anunciados en pantallas de plasma colocadas en las cristaleras para atraer a la clientela. Casas como Codere, que cuentan con autorización para ofrecer cuatro máquinas para apostar y servicio de bar o cafetería.

El veterano músico ha querido hacer un pequeño análisis de la sociedad explicando que la gente no está “adormecida”, sino “acojonada” en referencia al crecimiento exponencial de los locales de apuestas: “No quiere meter el dedo en un sitio para que no se lo pisen. Y ahora tenemos que tragarnos sapos como que en un país católico nos meten las casas de apuestas. Y lo hacen en los barrios marginales. Donde antes vendían heroína, ahora ponen las casas de apuestas. Eso es de los países protestantes, en los católicos no se apuesta. Eso ponlo también; me interesa porque es una mezquindad del sistema actual”.

Las apuestas, reconocidas como las nuevas drogas del siglo XXI por la adicción que producen, se multiplican como setas en los barrios más humildes. Sus luces tratan de atrapar a los más pobres. Como tiempo atrás la heroína, el poco dinero de los humildes y parte del de sus familias se diluye por la adicción, aunque esta vez, a las luces de neón y a la promesa de premios inciertos.

Kiko Veneno: «Donde antes vendían heroína, ahora ponen las casas de apuestas»

https://spanishrevolution.org

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks