El Gobierno amenaza con un 155 en Murcia por el pin parental

La nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell (Podemos), ha planteado la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española en Murcia ante una desobediencia del gobierno autonómico derivada de la implantación del pin o veto parental impuesto por Vox con la intención de que los padres puedan vetar determinadas actividades escolares.

En declaraciones a la SER, Rosell ha asegurado que “hay vías jurídicas que no tienen por qué ser judiciales y pueden ser administrativas”, entre las que, “incluso del 155 en Murcia, porque se niega a tratar todo su alumnado por igual o a garantizar los derechos de las personas más vulnerables. ” En este sentido, Rosell ha apuntado que en Murcia se podría seguir un “camino similar al de Cataluña, la actuación unilateral por romper el ordenamiento jurídico.”

El llamado pin parental es una propuesta de la formación de extrema derecha Vox desde las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo y está relacionada con el tema de la educación afectivo-sexual en las aulas.

En la práctica es un papel que permite que los padres puedan decidir vetar las actividades externas que cuestionan sus convicciones morales, ideológicas o religiosas en las escuelas. El objetivo no es otro que el hecho de que los padres de los niños y niñas decidan si sus hijos deben ir o no a estas actividades. Y está dirigido, en su mayoría, a charlas contra la homofobia, la bifobia y la transfobia.

Ahora, Vox ha hecho valer su capacidad de influir en el gobierno murciano para imponer la aplicación de esta controvertida medida.

Utilizamos cookies para garantizar que se le proporcione la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa utilizando este sitio vamos a suponer que usted acepta.
Aceptar y continuar
Privacy Policy