El PP propone el despido libre para superar el coronavirus

Lo que preocupa a Casado es que la clase empresarial no puede despedir alegremente.

0

Tras las propuestas de arriar las banderas a media asta, tres días de luto oficial y que Pedro Sánchez se ponga una corbata negra para aparentar ser un doliente más, el PP de Pablo Casado ha sacado el colmillo neoliberal.

La propuesta estrella no es novedosa ya que llevan tiempo queriendo aplicarla pero no han podido por mucha ley mordaza que legislaron. Para todo aquel español o aquella española que no lo sepa, la crisis económica provocada por la pandemia se arreglará con la instauración del despido libre. Sí, sin ningún tipo de tapujos la mejor manera de reflotar la economía capitalista es que el empresario pueda despedir libremente sin ningún tipo de contraprestación.

Para Pablo Casado  lo necesario en estos momentos es “un plan para bajar costes fiscales, laborales y burocráticos”. “Bajar los costes laborales” traducido del neoliberal al idioma que hablan todas las personas es despedir de forma gratuita porque esos son los costes laborales existentes ya que el IRPF o la Seguridad Social serían gastos fiscales que, de todas formas, son abonados en nombre del trabajador. Cuando alguien dice que hay que bajar la carga de la Seguridad Social a los empresarios está mintiendo porque significa bajar la carga al trabajador por la labor realizada. Por ello lo que preocupa a Casado es que la clase empresarial no puede despedir alegremente.

En estos momentos, de manera coyuntural, lo que ha hecho el Gobierno ha sido elevar el coste de despido, eso que llaman prohibir el despido no es tal, y el PP no sólo quiere quitar esa medida coyuntural sino que pretende colar de rondón el despido libre y gratuito o casi. Incluso pretenden que no se pague ni IRPF, ni Seguridad Social durante un tiempo lo que provocaría a corto plazo vaciar la hucha de las pensiones y que la prestación por desempleo deba abonarse mediante créditos. Una idea para destruir las finanzas del Estado que no debe haber pensado muy bien.

De hecho desde FAES José María Aznar ha enviado las directrices económicas. Ayer mismo el Grupo de análisis de FAES publicó el artículo titulado “Empleo y empresa; a tiempo de evitar lo peor”. En el mismo afirman que “debemos alimentar dicha recuperación sobre la base de reformas estructurales que dinamicen los mercados de bienes y servicios, mantengan e incluso incrementen nuestro modelo de flexiseguridad laboral adaptándolo a la economía digital, y potencien nuestra competitividad internacional. Reformas que llevan muchos años ausentes en España, bien por falta de voluntad, bien por ausencia de una mayoría que las respalde”.

Ahí lo tienen en negrita y mediante un eufemismo, incrementar el modelo de flexiseguridad laboral, o lo que es lo mismo, flexibilizar el mercado de trabajo hasta que la clase trabajadora carezca de derecho alguno. Esto es lo que propone el PP para todas esas personas que se están batiendo el cobre para que esto salga adelante.

Es urgente facilitar ayudas directas a las empresas que les permita mantener el tejido productivo y el empleo, y rentas urgentes y suficientes a los trabajadores para poder hacer frente a sus gastos, e incentivar o al menos no penalizar la demanda de consumo e inversión sobre la que ayudar a la recuperación de la actividad económica”. Eso sí, primero el dinero a las empresas.

El PP propone una gran bajada de impuestos  pero no explican de dónde van a sacar el dinero para pagar a los empresarios y a las personas sin hipotecarlas nuevamente. No lo han dicho porque saben que sin impuestos, incluso subiéndoselos a los tenedores del capital y rentas altas, no hay forma de aplicar esas medidas

. Proponen el despido libre, la bajada de impuestos a los ricos y que eso, como la salvación del sistema financiero, lo pague la clase trabajadora con más austericidio. La cantidad de muertes por coronavirus tienen como principal eje la destrucción de la sanidad pública que las políticas del PP han provocado, pero eso no les importa. Como dijo aquella diputada del PP “¡Que se jodan!”. Ahora pretenden seguir por esa vía de salvamento de los grandes capitales y de pauperización del resto. Lo del despido libre es tan sólo la punta del iceberg.

PP y VOX en contra de prohibir el despido

El nacionalismo español votó hace 6 días  en contra de prohibir el despido en las empresas mientras siga el estado de alarma.Aún así, la Cámara Baja sacó  favorablemente a los decretos aprobados por el Gobierno para paliar los efectos económicos del COVID-19. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha conseguido los apoyos suficientes para convalidar los decretos leyes que prohíben el despido por causas del coronavirus y que puso en marcha el permiso retribuido recuperable, pese a los votos en contra que emitirán el PP y VOX.

 

También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.