Fernando Parrilla Valero: “El principal factor de incremento de la listeriosis es el aumento de alimentos preparados”

0

En 2011 realizó el primer Estudio de incidencia de la listerioris en España, ofreciendo detalles sobre una década de evolución de la enfermedad cuando recabar datos era tarea complicada porque ni siquiera su declaración era todavía obligatoria para las comunidades autónomas. Fernando Parrilla Valero, hoy en la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de Catalunya, observa cómo casi una década después el objeto de su tesis protagoniza la mayor alerta sanitaria en España.

Cuando usted realizó su estudio la listerioris no figuraba entre las enfermedades de declaración obligatoria (EDO) y tuvo dificultades para recabar los datos. De hecho, citaba el caso de Andalucía como la primera comunidad autónoma en hacerlo. En 2015 ya entró entre las EDO. ¿Qué aporta esto?

Para que una enfermedad pueda ser percibida como un problema de salud pública resulta imprescindible disponer de datos. Hasta 2015 en España la listeriosis se declaraba de manera voluntaria y desigual por parte de las comunidades autónomas. Por lo tanto, el objetivo principal del estudio fue demostrar que se declaraban menos casos de los que realmente se producían.

¿Cómo ha visto el caso de Andalucía desde este interés que mostró por el asunto hace tanto tiempo?

En Andalucía, la listeriosis es una enfermedad de declaración obligatoria (EDO) desde el 1997. En este sentido, existe un seguimiento y control consolidados de la enfermedad.

Entonces concluyó que había una incidencia en España de 1,12 casos por cada 100.000 habitantes, de las más altas de Europa, ¿cómo ha variado el panorama?

En 2018, la tasa de incidencia de la listeriosis en España fue del 1,06 por 100.000 habitantes. Pero sigue una evolución ascendente.

¿Cuáles son las causas para ese incremento?

Según los expertos de la UE, el principal factor de incremento de la listeriosis es el aumento de los alimentos preparados. Si la población en riesgo aumenta, es posible que también lo haga la enfermedad.

¿Es una enfermedad emergente en España y en Europa? ¿Cree que hay suficiente conocimiento de los casos para tener constancia de su incidencia real?

Yo no consideraría la listeriosis como una enfermedad emergente. Hace tiempo que es objeto de vigilancia en la Unión Europea, y su incremento también se debe a que cada vez más países han incorporado la listeriosis en su sistema MDO [enfermedades de declaración obligatoria en sus siglas en francés].

¿Ha sido el brote en Andalucía una situación que debe marcar un antes y un después ante un riesgo al que quizá no se le ha prestado atención suficiente?

Indudablemente. En primer lugar, ha dado a conocer a la población general una enfermedad que hasta ahora era desconocida, siendo el control de la listeriosis una necesidad percibida por la población. En segundo lugar, la listeriosis ataca a un colectivo muy sensible, las mujeres embarazadas, y tiene graves consecuencias, ya que provoca abortos y ello ha obligado a cambiar el protocolo de actuación. En tercer lugar, este brote ha favorecido que diversas autoridades sanitarias reconozcan que no todas las comunidades autónomas están notificando los casos de listeriosis (por problemas técnicos) y que en la próxima modificación del sistema MDO (en la que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social lleva unos meses trabajando) la listeriosis sea tenida en cuenta.

Recientemente se ha publicado un estudio de la incidencia en Eurosurveillance, centrado en datos hospitalarios, ¿ha tenido ocasión de consultarlo?

Se trata de un estudio descriptivo sobre los casos hospitalizados de listeriosis, por lo que aumenta el conocimiento que tenemos sobre la enfermedad.

Por el caso de la carne mechada se ha instalado en parte de la opinión pública la creencia de que el riesgo está exclusivamente en productos cárnicos, lo que no es cierto. ¿Puede explicar dónde puede aparecer y cuáles son las fuentes de contaminación más habituales?

La listeria se puede encontrar en cualquier tipo de alimento y en las superficies que entran en contacto con ellos. Es resistente a las temperaturas habituales de refrigeración, a la acidez y a la salinidad. Existen algunos alimentos de riesgo, como los elaborados con leche sin pasteurizar y los preparados, que los grupos de riesgo deberían evitar. Por eso resulta imprescindible hacer una campaña sanitaria dirigida a la población sobre las buenas prácticas de higiene en la manipulación y conservación de los alimentos y también sobre el consumo de algunos de ellos, para poder controlar esta enfermedad.

https://www.eldiario.es/andalucia/principal-incremento-listeriosis-alimentos-preparados-listeria_0_941755907.html

https://www.eldiario.es/

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks