Una pareja quiere devolver a su hijo de vientre de alquiler por no parecerse al padre

0

La imposibilidad de concebir a un hijo de manera biológica y natural puede suponer un problema para muchas personas. Por ello, son muchas las que deciden asistir a clínicas extranjeras que se encarguen de practicar el método de vientre de alquiler, ilegal en España.

Esta técnica ha sido elegida por unos padres que no podían concebir a sus hijo. Ahora, la pareja se estaría planteando rechazar a su primogénito debido a las diferencias físicas que existen entre el padre y el niño.

El vientre de alquiler, como también se conoce a este polémico método, facilita a la pareja que su descendiente tenga los genes originales de ambos. Al menos de uno de los dos, pese a que posteriormente vaya a ser otra mujer la que de a luz al bebé. El problema para esta pareja norteamericana no es otro que el descontento que ha provocado en los padres solicitantes que su bebé no tenga rasgos físicos similares a los de su padre. Esta situación está considerada por muchos como uno de los problemas principales de la gestación subrogada, porque no se explica cómo es posible que la ilusión de unos padres por tener un hijo o hija se desvanezca por no cumplir unas expectativas.

El hombre dio a conocer su situación a través de Reddit y responde al nombre de BrickPandas en esta red. El usuario se defiende alegando que él y su novia siempre han querido “ser padres, pero el síndrome que ella padece conocido como ovario poliquístico le ha provocado alguna que otra desilusión cuando habrían intentado concebir de manera natural en el pasado. Decidieron asistir a este método de reproducción cuando ella cumplió los 43 años. Dieron con una mujer sana y dispuesta a tener a su bebé, todo funcionó como debía hasta el momento en el que nació.

Silencio a cambio de una compensación económica

Supe que algo iba mal. El niño tenía rasgos asiáticos con pelo negro y ojos marrones- cuando nosotros somos los dos blancos, rubios y con ojos azules“, relata el hombre, que evidenció lo testificado cuando observó al niño por primera vez. La pareja, sorprendida por este hecho, pidió un test de ADN a la agencia que había llevado su gestación: “Yo no soy el padre“.

La agencia realizó la prueba de paternidad al hombre y reconoció su error, pues efectivamente, no era el padre biológico del pequeño. A pesar de que sí que era hijo de su mujer, la noticia no le agradó, como tampoco le hizo gracia la idea de que la agencia les ofreciera una compensación económica a cambio de no contar abiertamente lo sucedido. Por otro lado, ambos decidieron dejar claro que surechazo al niño no se debía a su raza asiática, sino a que no fuera parte de los dos: “si fuese blanco y no mi hijo, estaríamos igual de decepcionados“.

Tras las investigaciones que llevaron a cabo el banco de espermas y la agencia de vientres de alquiler, les hicieron saber que se había dado una “confusión extremadamente rara”, por la que les ofrecían una compensación económica. A cambio, no podían demandar a la empresa ni acudir a los medios de comunicación a denunciar lo ocurrido.

El hombre asegura que “no les molesta” la raza del bebé, pero que sí les importa que el bebé “no sea suyo”. Además, cuenta que la madre que gestó al bebé tiene cinco hijos y, según explica el hombre, “no puede permitirse el lujo de mantenerla”.

Finalmente, intentaron que la madre gestante se quedara con el niño, pero la ley le amparaba y estaba en todo su derecho de no hacerlo, pues le sería difícil mantenerlo porque ya tiene cinco hijos, por lo que el usuario acudió a Reddit para conocer la opinión de la comunidad. Muchos de los usuarios hicieron mención a que él no estaba teniendo en cuenta las preferencias de su mujer, que evidentemente sí es la madre biológica del niño: “Estarías dejando a un niño que es de tu mujer por un error de la agencia. ¿Cómo podéis haber estado intentándolo durante años y ser capaces de rechazar a un niño cuya madre es tu mujer?“. Al padre de este recién nacido le han reprochado su actitud, así como el pasar por alto el sufrimiento previo de la pareja para concebir, que ahora parece no tener en cuenta. “Este bebé no es un producto, es una vida humana. ¡No podéis devolver a un bebé!“, opina otro usuario.

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks