Mariló Montero: “Catalunya es mía”

Oír hablar a Mariló Montero puede producir efectos lesivos para la salud.  Es abrir la boca y perder el contacto con la realidad. La alucinación funciona como el virus de la gripe: se contagia irremediablemente. Por eso no  es nada recomendable escucharla, puede destruir neuronas y ofrecer una visión de la realidad alterada y potencialmente peligrosa además de crear prejuicios y odio a conciudadanos.

La ex pareja de Carlos Herrera hace gala de todo lo que tiene en común con el locutor de la COPE: una catalanofobia enfermiza y un discurso cavernario y bélico indigno. Ahora bien, los medios españoles parecen masoquistas, porque insisten en invitarla a sus programas. El último ha sido el Todo es Mentira de Risto Mejide , que ha completado una tarde pasadisima de vueltas.

Mejide, que celebraba un año de vida del espacio producido por la Fábrica de la Tele y Minoría Absoluta , le ha hecho un miniChester a la supuesta periodista, con la excusa de que presenta un libro: ” La maestra “. Montero, efectivamente, es una maestra especializada en el ridículo y la vergüenza ajena. Y sí, la pértiga literaria sólo ha sido un pretexto para ofrecerle un altavoz mediático desde el que vomitar contra la izquierda, los pinos antifascistas y, muy efusivamente, contra Cataluña. Un país que se acaba de apropiarse, así, ” Porque yo lo valgo “.

Mariló ha intentado reconducir la conversación planteando una cuestión a Risto: “¿A ti te gusta pasear por la rambla y verla reventada?”. “No estoy aquí para decirte lo que me gusta. Reconozco que se ha ignorado durante demasiado tiempo a demasiada gente, y eso es lo que pasa”, ha respondido el presentador.

Poco después, la conductora ha lanzado un mensaje a los catalanes: “Si queréis idos, pero vais a perder, es una pena. Yo quiero ir a Barcelona segura de que no me vaya a pasar nada, porque ir por la calle y que te insulten es indigno, inmoral”, ha añadido.

La tildó de ” región empobrecida“, que no se siente segura cuando visita Barcelona (aunque reconoce que nunca ha tenido ningún problema), y ha utilizado el comodín de ETA-independentismo sin despeinarse, entre otras excrecencias. Y la guinda: ” Cataluña es mía “. Una eminencia vamos.

La presentadora además  se ha sentado a charlar con Risto Mejide y sus colaboradores sobre varios asuntos de actualidad, como es el caso de la reciente formación de gobierno.

“Es admirable el ascenso de Pablo Iglesias: del 15M a la vicepresidencia. Sigo pensando que es una persona que no debería liderar un partido político”, ha dicho  la periodista cuando le han preguntado sobre la llegada al poder del líder de Unidas Podemos.

“A mí Pablo Iglesias como vicepresidente me genera mucha desconfianza”, ha asegurado, aunque también apuesta a que Margarita Robles y Carmen Calvo “pueden tenerlo controlado”. “Si Pedro Sánchez quiere tener un gobierno estable debe controlar a Pablo Iglesias. (…) Evidentemente yo mantengo mi teoría, es muy preocupante”, ha añadido sobre su archienemigo.

Utilizamos cookies para garantizar que se le proporcione la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa utilizando este sitio vamos a suponer que usted acepta.
Aceptar y continuar
Privacy Policy