Sanidad permitirá a un acompañante despedirse de los enfermos muy graves en el final de su vida

La administración valenciana ha diseñado un protocolo de acompañamiento al final de la vida para personas ingresadas en hospitales durante la pandemia por COVID-19

0

La Conselleria de Sanidad Universal de la Comunitat Valenciana permitirá a un acompañante despedirse de las personas ingresadas muy graves. El resto de la familia podrá comunicarse con el paciente a través de dispositivos tecnológicos.

Se valorará la presencia de un número superior de personas en el caso de que “existan lazos familiares que lo justifiquen y se garantice su seguridad.

La administración valenciana ha diseñado un protocolo de acompañamiento al final de la vida para personas ingresadas en hospitales durante la pandemia por COVID-19, ya que, según ha destacado en un comunicado, esta enfermedad ha generado una de las consecuencias más duras de este período: que las personas ingresadas en el hospital no puedan estar acompañadas por sus seres queridos en los momentos finales de su vida.

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha diseñado un protocolo de acompañamiento al final de la vida para personas ingresadas en hospitales durante el periodo de pandemia por COVID-19, ya que esta enfermedad ha generado una de las consecuencias más duras de este período: que las personas ingresadas en el hospital no puedan estar acompañadas por sus seres queridos en los momentos finales de su vida.

La consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, avanzó este viernes  que este protocolo se remitiría a todos los departamentos de salud. Además Barceló insistió en que se ha podido aprobar “gracia al esfuerzo de la Generalitat en traer el material de protección necesario que permita a los familiares despedirse con seguridad de sus seres queridos.

Ante los nuevos datos sobre el avance y control de la enfermedad y con el objetivo de garantizar  un proceso de muerte lo más humanizada y digna posible, el protocolo establece dos posibles escenarios de despedida. Uno de ellos se sitúa antes de que el  paciente entre en fase terminal un día o dos antes de la muerte. El otro escenario se da horas antes del fallecimiento. La familia decidirá en qué momento de esos dos supuestos desea acudir al hospital para acompañar y despedirse de su ser querido.

En todo caso, el protocolo se activará por decisión del personal sanitario y la familia decidirá, de acuerdo con la voluntad del paciente, en qué momento de esos dos supuestos desea acudir al hospital para acompañarle y despedirse.

La persona ingresada debe elegir a un familiar como interlocutor (portavoz familiar) a quien se informará del inicio de esta etapa y se ofrecerá la posibilidad de realizar una visita para permanecer durante unas horas en la habitación junto a la persona ingresada.

El familiar que acuda al hospital deberá seguir el ‘Protocolo de protección de la persona visitante excepcional’ establecido por el centro, que será ligeramente diferente en función de que el paciente sea un caso positivo o negativo de coronavirus.

TECNOLOGÍAS Y APOYO PSICOLÓGICO PROFESIONAL

Además, este protocolo contempla que se “maximizará” el uso de tecnologías de comunicación mediante recursos proporcionados por el hospital y se facilitará la presencia virtual del resto de familiares en la habitación y la comunicación con la persona ingresada.

Por otra parte, el equipo asistencial podrá solicitar el apoyo del equipo de psicología del hospital que podrá tener un papel relevante como apoyo en el manejo del duelo tanto del paciente como de la familia.Es decir, tanto el paciente como la persona acompañante podrán recibir el apoyo psicológico durante la visita si así lo considera el personal sanitario.

 

También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.