1.237 guardias civiles denunciados por violencia machista

0

A veces, aquellos que deben proteger los delitos son precisamente los primeros delincuentes. En una cuestión tan sensible como la violencia machista, este asunto es aún más espinoso. Sin embargo, 1.237 agentes de la Guardia Civil han sido denunciados por violencia de género, entre 2010 y 2019, según reconoce el gobierno español a raíz de una pregunta del diputado de EH Bildu Jon Iñarritu. Desde 1999, el número de denuncias se eleva a las 2.237.

Dado que la plantilla de la Guardia Civil es de unas 75.000, la cantidad es relevante. Sin embargo, en los últimos diez años, sólo 661 agentes de este cuerpo han sido detenidos y 236 han sido condenados por violencia doméstica, escasamente el 19,1% de los denunciados. No es, sin embargo, una cifra baja comparada con la media. Tan sólo un 22,3% de las 1.251.593 denuncias totales registradas entre 2010 y 2018 por violencia machista terminaron en condena. Esto no significa, sin embargo, que el resto sean absoluciones -lo fueron un 13,1% – ni mucho menos que se trataran de denuncias falsas, como explica Newtral en este artículo .

Aunque la Guardia Civil sea poco presente, la cantidad de delitos sexuales en las calles catalanas no para de aumentar, como demuestra la creciente cantidad de denuncias en todo el país . Así, pues, no es de extrañar que la mayoría de mujeres tengan miedo de caminar solas por la noche, por el riesgo de sufrir alguna agresión sexual. En una escala de temor del 0 al 10, un 57% llaman el 6 o superior .

Este porcentaje, sin embargo, roza el 70% en el caso de las chicas de 18 a 24 años, evidenciando como de hostiles pueden ser las calles. En la franja entre 25 y 49 años, la cifra de mujeres con miedo sigue siendo muy elevada, en torno al 62% y 63%, y esta va bajando con la edad, pero incluso la mitad las de 65 años y más tienen. Y curiosamente, el temor no varía entre los pueblos o las ciudades, ya que la media de las respuestas es muy similar entre las encuestadas de municipios de todos los tamaños.

El feminismo y la concienciación parece que arraiguen más en las generaciones jóvenes, también entre los chicos. Ahora bien, algunas dinámicas costa que cambien, ya que, si se tienen en cuenta las parejas heterosexuales que viven juntas, la igualdad en las tareas del hogar siguen pareciendo una quimera. Los chicos jóvenes siguen dedicando muchas menos horas que ellas, aproximadamente la mitad. Y la diferencia es menor que en generaciones mayores, pero no porque ellos se esfuercen más, sino porque ellas destinan menos tiempo.
Las desigualdades se acumulan a lo largo de la vida y la acaban sufriendo con más crudeza todavía las jubiladas, a menudo rostro de pobreza. Las diferencias entre las prestaciones de las mujeres y los hombres son enormes, fruto de las menores cotizaciones a raíz de salarios inferiores – ahora, de 6.522 euros anuales menos , en Cataluña- y, a menudo, una vida laboral más corta. Las cantidades que perciben las jubiladas son, en el Estado, un 32,4% inferiores a las de los jubilados, la séptima mayor diferencia de la Unión Europea. La media comunitaria no es demasiado más baja, del 30,1%, aunque hay algunos estados donde el porcentaje es más reducido, como Estonia (1,1%) o, más lejos, Dinamarca (7,4%) o Eslovaquia (8,2%).
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.