La moderación de la izquierda, el viaje a la nada para satisfacción de la clase dominante

0

Desde que algún politólogo, tertuliano, demoscópico, interpretador de la cosa electoral, sociólogo del marketing, publicista o comentarista de bar, dedujo -y lo vocifero sin pudor- que las elecciones se ganan desde el extremo centro, la corrida hacia el lugar ha sido, en la izquierda, sin pausa. Una suerte de desbandada para ocupar el sillón (perdón por la metáfora) antes que llegara el otro, los «compañeros» de la lícita competencia y con los que luego habrá que acordar.

En la (otra) derecha no, sabedores que su electorado en esta época está situado más allá, Vox, PP y C´s se disputan los votos en zonas reaccionarias y punto; sin disimulo. Sus intereses de clase lo juegan en otra liga.

Puede que la tan cacareada derechización de la sociedad traiga consigo eso, el desplazamiento de todos a su  derecha, de ahí el overbooking en el centro-izquierda, reformismo progre, socialdemocracia o como queramos llamarlo, de organizaciones situadas antes algo más a la izquierda. Ese espacio que tradicionalmente ha ocupado el PSOE, ha terminado por seducir a fuerzas políticas que, de alguna manera, siempre se han aproximado al oscuro objeto de deseo (el PCE de Carrillo con su eurocomunismo, la IU amiga de CC.OO y UGT que predicaba/predica el «juntos podemos» con el PSOE, y Podemos que al ver que lo del asalto era para larga data, reacomodó el cuerpo con urgencia en los brazos dulces del pragmatismo posibilista). Pero hay más, Bildu y ERC tampoco hacen ascos a ese viaje a la moderación, el diálogo y los acuerdos. También quieren su trocito de lugar del perfumado centro-izquierda, y lo envuelven en el celofán de lo «politicamente posible».

La velocidad del desplazamiento es tal que han olvidado lo más importante, que la lucha de clases no se detiene y que, de una manera u otra, las masas (esa palabra que ellos repudian) acaban encontrando herramientas de lucha, al margen de lo correcto. Cuando ocurre, la memoria de dónde ha estado cada cual acelera los procesos históricos.

EDITORIAL. La moderación de la izquierda, el viaje a la nada para satisfacción de la clase dominante

insurgente.org<a

Siguenos en Google News
También podría gustarte
Ver comentarios de la noticia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    Ok No thanks