Cincuenta y nueve personas han contraído el coronavirus en A Mariña, en la costa de Lugo, desde que el 23 de junio se detectó el inicio del brote. La Xunta continúa rastreando contactos -ayer afirmaba haber realizado más de 900 pruebas PCR en la comarca- y hay 500 personas confinadas. El repunte ha impactado de lleno en la campaña electoral. El BNG y el PSdeG han anunciado hoy que suspenden todos sus actos en la zona. Ayer lo hizo Galicia en Común.