Rivera se apunta a las puertas giratorias y se incorpora a un despacho de abogados

El ex presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se incorporará al despacho de abogados Martínez-Echevarría. Rivera ofrece este lunes 2 de marzo una rueda de prensa en el Colegio de Abogados de Madrid a las 11.30 horas para informar sobre su incorporación, según informó el despacho de abogados.

La última comparecencia pública de Rivera fue el 11 de noviembre del año pasado para comunicar que dimitía como líder de Ciudadanos y que dejaba la política tras el batacazo electoral que sufrió la formación naranja en las elecciones generales del 10 de noviembre, en el que perdió 2,3 millones de votos y 47 escaños.

Rivera, desaparecido de la vida pública desde el 11 de noviembre, anunció el pasado 15 de febrero en Twitter que el libro ‘Un ciudadano libre’, su tercera obra, verá la luz el próximo 15 de abril.

Mientras pasan los meses que le conducirán a ser padre por segunda vez, Rivera deja atrás toda su vida política para empezar una nueva fase laboral. Ha fichado por el despacho de abogados Martínez Echevarría, fundado en 1983.

Según apuntan algunas fuentes del sector, se trata de un despacho de mediano tamaño. Los datos del Registro Mercantil a cierre de 2018 sitúan a Martínez-Echevarría Abogados en el puesto 17 en los despachos nacionales en volumen de facturación. Ese año facturó 17 millones de euros. Un ranking que lideran, por este orden, Garrigues, Cuatrecasas y Uría Menéndez. Unos datos que avalan la consideración del despacho entre los más destacados considerados de mediano tamaño. Varias fuentes apuntan también a su «tendencia al alza» en los últimos años.

El ultranacionalista reaparece en un momento crucial para su partido. Después de guardar silencio absoluto en los últimos meses, el ex presidente de Cs ha optado por un formato rueda de prensa justo en la semana previa en la que el partido celebra sus primarias. Cualquier pronunciamiento de Rivera puede ser determinante en un partido que no conoce otra cosa más allá de su liderazgo. Todo apuntaba a un camino de rosas para Inés Arrimadas de cara a la sucesión, pero la aparición de Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, ha introducido un elemento de incertidumbre inesperado.